Guía para bajar la fiebre a tu bebé

La fiebre en un bebé puede ser el comienzo de distintas enfermedades, las cuales puede ser algo muy sencillo o complicado, es por ello que saber cómo bajar la fiebre a tu bebé es algo realmente importante.

Para poder saber cómo bajar la fiebre, debemos aprender diferentes cosas, como ¿Cuál es el motivo de una fiebre? ¿Cuáles son los riesgos de una fiebre? ¿Qué debo hacer frente a una fiebre? ¿Cuáles son los mejores métodos para bajar la fiebre?

Toda y cada una de estas preguntas, estaremos respondiéndolas el día de hoy en este artículo.

¿Cuáles son las causas de la fiebre?

Para poder entender las causas de la fiebre, tenemos que saber de dónde proviene, puesto que este es un factor determinante.

Primeramente, debemos saber que la fiebre es una respuesta defensiva del cuerpo.  La mayoría de las bacterias y virus, pueden eliminarse mediante temperaturas muy altas o muy bajas.

En el momento que el cuerpo detecta un proceso infeccioso, eleva la temperatura en búsqueda de eliminar el agente externo que puede llegar a ocasionar más daño. Esta elevación de temperatura, debe ir por encima de los 38,5°C (Algunas enciclopedias toman 38°C como fiebre)

La fiebre en un bebé puede ser bastante común, esto se debe por lo general, a que  tienden a  llevarse todo a la boca, ocasionando que pueda ingresar cualquier agente extraño.  Tenemos que estar atentos y evitar en la medida de lo posible este gesto, ya que puede ser algo realmente sencillo o más complicado en el organismo de nuestro bebé.

¿Cuáles son los síntomas más comunes DE LA FIEBRE?

Existen distintos síntomas  comunes, entre estos podemos mencionar:

Elevación de temperatura al tacto

Todos somos capaces de sentir si alguien se encuentra más o menos caliente de lo normal, las zonas que podemos palpar, son la frente y el cuello, ya que estas te ayudan a confirmar.

De igual forma, debemos estar pendientes y siempre tener un termómetro a mano, puesto que muchos bebes son realmente calientes y parece que siempre tienen fiebre. Pero esta temperatura es tu temperatura externa, la cual no tiene nada que ver con la interna y no existe mayor problema.

Cansancio

Si su bebé es realmente inquieto, si siempre está en un constante movimiento, es normal, lo que no es normal es un bebé apático y cansado. Esto puede ser un síntoma de  fiebre si no existe ningún otro motivo aparente.

Poco apetito

El poco apetito es importante, puesto que es un factor que debilita al peque, y cuanto más pequeño sea, más atención se debe poner a la alimentación.

    A veces  es fácil de medir, si sabemos cuál es la cantidad de alimento que ingiere nuestro hijo, por lo tanto, una disminución en estos casos, será notable. Asimismo, en muchas ocasiones esta disminución se puede dar por alguna infección en la garganta, que a su vez estará desencadenando un proceso febril.

Irritabilidad

Un bebé por lo general debe tener un estado de humor manejable, y cada persona sabe con qué lo podemos calmar, si esto no funciona, debes estar atento/a por si hay algo más.

Expresado directamente por el bebé

Si el bebé ya habla, puede que se comunique directamente, afirmando cosas como cansancio o dolor de cabeza, lo mejor es poder tomar el termómetro y determinar la temperatura del bebé.

Mucho frío

Al elevarse la temperatura interna, la temperatura externa se convierte en todo un congelador, es por ello, que el frío se convierte en un síntoma esencial al momento de tener fiebre.

¿Cuál es el medio más certero de determinar la fiebre en bebes?

Todo lo que mencionamos anteriormente, son solamente síntomas, el medio más certero de determinar si existe estado febril o no, es por medio del termómetro.

¿Cómo bajar la fiebre de nuestro bebé?

La principal opción, siempre será asistir a su pediatra o al doctor más cercano que tenga, puesto que son los profesionales capacitados para ayudarte con este problema.

Sin embargo, si por alguna razón es imposible llevar al bebé en el momento, puedes realizar las siguientes maniobras:

Bañar al bebé

Esto es de lo más conocido en el mundo, el baño es una de las mejores formas de bajar la fiebre, sin embargo, algunas personas afirman que el agua fría es la mejor opción. Ahora bien, si analizamos un poco esto, tenemos que poner un ejemplo, en donde usted se esté bañando con agua caliente y de manera brusca cambie a agua fría, esto será extremadamente desagradable y dañino porque le está generando al cuerpo un cambio de temperatura totalmente brusco, el cual estará afectando significativamente al mismo. Es por ello, que un baño debe realizarse con agua tibia, algo que pueda ser agradable al bebé y al cuerpo.

Vestirlo con ropa ligera

Todos sabemos, que uno de los principales síntomas es el frío, pero si después del este baño, usted toma el niño y lo abriga demasiado, estará ayudando al cuerpo a que se pueda elevar nuevamente la temperatura con facilidad.

Por lo tanto, acuéstelo con pijama que le permita mantenerse cómodo.

Medicamentos

Este es un factor importante, lo más recomendable es que si el médico le ha asignado anteriormente un medicamento para la fiebre y te dijo que se lo dieras cuando tuviese, puedes dárselo, de lo contrario, no inventes con la salud de tu hijo.

Deja una respuesta