PREVENCIÓN DE ACCIDENTES INFANTILES.

Teléfono Instituto Nacional de Toxicología (915620420)

Por la época del año en la que nos encontramos, daremos la introducción con la prevención en piscinas, pero es recomendable leer este post, ya que nos encontraremos consejos para evitar accidentes domésticos en el periodo infantil. COMENZAMOS.

SEGURIDAD INFANTIL EN PISCINAS

El 70% de los ahogos son menores de 6 años y de ese porcentaje, 3 de cada 4 fallecimientos se producen en piscinas privadas. NO TE DISTRAIGAS NI UN SEGUNDO.

Terroríficas las estadísticas que nos indican que el colectivo más vulnerable de sufrir un ahogamiento son niños entre 1 y 5 años y donde más se producen es en piscinas privadas.

EL 100% DE LOS AHOGAMIENTOS PUEDEN SER EVITADOS

No perderlos de vista ni un segundo.

PRECAUCIONES

  • Inscripción a clases de natación (aunque sepan defenderse, nunca nunca perderles de vista).
  • No bañarse después de comer o de actividades deportivas (evitar cambios bruscos de temperatura). Después de esperar un tiempo prudencial, meterse en el agua poco a poco.
  • Hidratación, protección solar y evitar las horas centrales del día.
  • Reconocimiento del entorno en el que nos encontramos (si hay personal de seguridad, donde es la zona de profundidad, si hay cerco de seguridad, etc…), La prevención es la mejor manera de evitar accidentes.
  • por su puesto, nunca, nunca, nunca, los dejes solos.

en nuestro post, te encontrarás un enlace especial dedicado a la prevención en piscinas mucho más extenso (entre muchísimos otros, todos muy recomendable su lectura).

DE 0 A 2 AÑOS 

Debe adaptar las barandillas de la cuna a la edad del niño y utilizar siempre una cuna homologada (separación de barrotes adecuada, pinturas y barnices no tóxicos, etc.)

Los andadores no aportan ningún beneficio para que los niños aprendan a caminar, y además multiplican el riesgo de accidentes. «El mejor andador para el bebe es el que no se usa«.

Déle juguetes adecuados a su edad, evite objetos pequeños o desmontables. Cuidado con la pintura.

No deje visibles los enchufes y protéjalos.

Vigile con cuidado que el niño no esté cerca mientras usted plancha.

Es más seguro que el niño no esté en la cocina cuando usted esté cocinando. Para cocinar, use los hornillos interiores y ponga el mango del cazo o sartén hacia adentro. Tenga cuidado cuando encienda el horno, las puertas transparentes llaman la atención del niño pequeño y puede quemarse.

Retire del alcance de los niños los productos de limpieza del hogar, nunca los guarde en botellas o envases de refrescos. Evite los productos de limpieza con forma, color y olor atractivos para los niños.

Guarde los medicamentos bajo llave; a menudo tienen formas y colores que recuerdan a los caramelos.

El niño debe viajar en el asiento trasero del coche convenientemente sujeto. Use las sillas especiales para el automóvil.

No deje que coma caramelos ni frutos secos hasta los 4 años de edad por riesgo de atragantamiento y aspiración pulmonar.

Tenga cuidado para no dejar objetos pequeños al alcance del niño: monedas, botones, etc y cuidado con los juguetes de los hermanos. Recuerde que las maquinitas llevan pilas del tamaño de lentejas.

Evite que los niños usen bolsas de plástico como juguetes, podrían meter su cabeza dentro de ellas y sofocarse.

Un niño solo en el baño es un peligro, pues podría resbalar y golpearse o ahogarse. Vigile al niño cuando esté próximo a una piscina.Uso de los cabestrillo potabebés: Las recomendaciones que se dictan a continuación en absoluto contraindican su uso. Sólo advierten de los riesgos del mal uso.

 La cara del niño debe permanecer siempre visible. 

 Vigilar con frecuencia su postura y que el niño respira libremente.

 Evitar que la cara se apoye contra el cuerpo del adulto. 

No utilizar este sistema de transporte en un vehículo. 

Utilizar siempre sistemas portabebés apropiados para el peso y la edad del bebé.

 Se debe comprobar diariamente la tela, las costuras, la presencia de pliegues y los broches o cremalleras del artilugio. 

No se debe utilizar el cabestrillo si se van a practicar determinadas actividades que acarreen riesgo de caídas (subir laderas, montar a caballo, montar en bicicleta, patinar, etc.).

 Evitar zonas deslizantes que puedan ocasionar caídas. 

En el caso de los portabebés de espalda, comprobar que el niño no puede coger cosas peligrosas. 

No cocinar con el niño puesto en el portabebés, por el riesgo de quemaduras. 

Los portabebés resultan especialmente peligrosos si se usan en estos casos: En niños menores de 4 meses, gemelos, prematuros, niños de bajo peso al nacimiento, niños con infecciones de vías respiratorias.

DE 2 A 6 AÑOS 

  • terrazas y los balcones deben tener barandillas altas a las que los niños no deben trepar.Las puertas de las casas han de permanecer cerradas, de modo que el niño no pueda abrirlas fácilmente.Las ventanas de las habitaciones deben tener un cierre de seguridad o disponer de barandillas o rejas, al menos en los cuartos de los niños.
  • Sea consciente de que los niños pueden trepar por las plantas o las cajoneras colocadas en las terrazas.
  • Los niños pequeños nunca deben utilizar el ascensor sin ir acompañados de un adulto.
  • Vigile el hueco de la escalera. Proteja el acceso para así evitar que los niños se precipiten por él .
  • No deje que los niños corran o se peleen en habitaciones donde hay estufas eléctricas, de butano u otros gases.
  • Procure que los niños en la calle jueguen en lugares seguros.
  • La mejor enseñanza para su hijo es el ejemplo. Nunca infrinja las normas de seguridad vial cuando pasee o viaje con sus hijos.
  • Enséñele pronto a cruzar las calles y a usar los semáforos.
  • En el coche, los menores de 12 años deben ir siempre sujetos con sistemas de retención adecuados a su edad y peso.
  • Enséñele a nadar cuanto antes.
  • No deje que se acerque a animales desconocidos y enséñele a tener precaución con su propio perro o animal doméstico.

Debe informarse a los padres de que conforme va creciendo el niño y adquiriendo habilidades en su desarrollo psicomotor, va enfrentándose a nuevos riesgos potenciales de accidentes para los que conviene que adopten las medidas preventivas oportunas.

DE 6 A 10 AÑOS

A esta edad los niños ya pueden razonar y comprender por qué se les permite o no hacer una cosa u otra. El ejemplo de los padres es fundamental.

Se accidentan sobre todo fuera de casa, en el patio de juegos, y sobre todo en las conductas relacionadas con el tráfico.

¿Puedo dejarlo jugando con sus amigos en el parque o en la piscina?

A esta edad ya debe tener suficiente madurez para poder estar a veces sin vigilancia. Puede adquirir cierta independencia y asumir responsabilidades. Para ello hay que enseñarle normas de seguridad vial, nadar, uso de protectores para juegos (casco, coderas…) y a respetar a sus compañeros.

Sois los padres quién debéis decidir si vuestro niño puede quedarse solo jugando con sus amigos en un lugar seguro.

¿Qué tipo de sistema de retención debe usar en el coche? ¿Se puede sentar delante?

Nunca permitir que se desabrochen el cinturón de seguridad cuando van en el coche.

El tipo de sistema de retención varía según el peso y estatura del niño. Los elevadores que se usan a ésta edad pueden tener o no respaldo. Son más cómodos y seguros los que sí lo tienen. Ambos tipos se sujetan con el cinturón de seguridad del coche. Pueden ir en los asientos delanteros o traseros. Se recomiendan por seguridad los traseros, en especial el trasero central.

¿Todavía tengo que tener precauciones en casa?

Más que accesorios de seguridad en el hogar necesitan límites y una norma de conducta clara y coherente.

Dejad las cosas que ocasionen peligro fuera de su alcance, son capaces de alcanzar casi todo.

Las ventanas son un peligro. No poner sillas o muebles delante de una ventana, pueden subirse y caer.

Poned los juegos u objetos que usen habitualmente a su alcance para evitar que trepen o se suban a los muebles para alcanzarlos. No deje que escale por los cajones. Pueden volcar estanterías y muebles al subirse.

Les gusta experimentar, encender cerillas o mecheros, jugar con fuego. No es lo mismo un niño de 5 que un niño de 9 años…Con supervisión, a los 9 años se les puede enseñar a encender la cocina, calentar la leche… Para usar el microondas deben poder alcanzar bien los alimentos y entender que el vapor puede quemar.

Las sustancias químicas y medicamentos deben estar en un sitio seguro: No guarde los productos de limpieza y químicos en envases de refresco, consérvelos en sus envases de origen. Usted debe saber qué productos domésticos son tóxicos.

Siga las indicaciones de su pediatra para administrar los medicamentos en las dosis e intervalos de tiempo correctos. Use el dispositivo que hay para ello (nunca con cucharas). Nunca le diga que las medicinas son caramelos o dulces.Nunca le pida a un niño que le ayude a usted a tomar medicinas, que se las acerque, que le abra el envase, etc. Tenga cuidado si lleva píldoras en el bolso.

Más información:

Deja una respuesta