Consejos para conseguir quitarle el chupete a tu bebé

Aún cuando no todos los bebés toman el hábito del chupete podemos decir que la gran mayoría lo hace. Esto es normal, hasta cierto momento de sus vidas, por tanto, aquí te daremos consejos para conseguir quitarle el chupete a tu bebé.

El lazo que se crea entre él bebe y su chupete o también conocido como chupón, es bastante fuerte y tiene unas connotaciones interesantes. Por ello, retirarlo no debe ser un evento traumático para el niño.

Deberás ser paciente y paulatinamente, conseguir el desapego a este utensilio tan querido para tu criatura.

El Chupete y sus beneficios

A simple vista, si no reconocemos la importancia de este artefacto, lo tendremos como un suplente de succión. Pero su relación con el bebé es estrecha y en cierta medida, buena y necesaria. Hasta llegado el momento de tener que retirarlo.

Toma en consideración consejos para conseguir quitarle el chupete a tu bebé, porque para él  representa una figura importante…muy importante. Los vínculos y lazos afectivos y emocionales que se han creado, lo hacen parte imprescindible de su cotidianidad.

Este objeto, aparentemente tan nulo, le genera bienestar y placer. Además, en las primeras etapas le protege del síndrome de muerte súbita del lactante, así que es prudente su uso en esta etapa.

Este utensilio es el compañero de tu bebé; le ayuda a relajarse, es decir, a través de él logra auto consolarse en sus momentos de angustias para amainar sus propias tensiones. Es además, un relajante y un somnífero; así como ves, le ayuda a conciliar el sueño. Entonces retirarlo, requiere de una estrategia.

¿Cuándo puedes quitarle el chupete a tu bebé?

¿Qué sucede cuando este subterfugio se hace imprescindible? ¿O cuando el simple uso se vuelve una adicción incontenible? ¿Has pensado qué pasaría si se te pierde, olvida o daña su chupete querido? Estos consejos para conseguir quitarle el chupete a tu bebé, te ayudarán a propiciar el desapego de buena manera.

Son múltiples las variables para determinar el momento de retirar el chupete de la vida de tu bebé. Pero en cualquier caso, así como no es bueno  proporcionarlo en el primer mes de vida, tampoco es prudente permitirlo mucho más allá de un año de ella.

Claramente, el momento será evaluado según tu criterio, entorno y necesidades. Sin embargo, hay claros indicativos que podrán servirte de guía para precisar cuándo se acerca este momento, que puede ser difícil.

Si tu bebé es propenso a infecciones buco faríngeas o auditivas, deberás hacer que lo evalúen y precisar si el uso prolongado de este artefacto está generando un mal y ya dejó de ser un aliado.

Si observas que el proceso de dentición está siendo afectado por el uso del chupete, he aquí otro indicio  que ha llegado la hora de retirar el placebo de la tetina.

Si se ha permitido que su uso se extienda incluso hasta llegado el momento de la escolaridad, definitivamente no debe postergarse más la necesidad de prescindir de su uso.

¿Cómo quitarle el chupete a tu bebé?

Probablemente estos consejos para conseguir quitarle el chupete a tu bebé te serán de gran ayuda y orientación. No querrás ocasionarle una situación difícil a tu bebé, cuando realmente lo que has decidido es por su bienestar.

Así que lo prudente es hacerlo lo mejor posible, de manera que no sea traumático para ninguno. Ni para él, que es el del apego, ni para los padres que son los preocupados. Entonces, conseguir el momento, es lo principal.

Una vez evaluada la necesidad de la retirada del chupete y la posterior decisión,  haz los primeros intentos de separación del niño y su chupete. Debes hacer que estas acciones no estén rodeadas de circunstancias ajenas extraordinarias, para que no sea tan difícil.

Si sometes al niño a esta separación en un momento donde está viviendo diferentes cambios, es evidente que no lo aceptará de buena lid, pues su chupete, es su consolador. ¡No lo olvides!

Haz retiradas paulatinas. No lograrás retirarlo de una vez; en la mayoría de los casos es así, hay algunas excepciones. Lo prudente y recomendable, es hacer pruebas en momentos específicos, que vayan haciéndose más regulares y extensas.

No caigas en el artificio del reemplazo de darle otro vínculo como estimulante o placebo. Estarías prorrogando con otro objeto la misma acción que quieres subsanar. Esto además le desarrolla claros vínculos de dependencia, difíciles de transformar.

¿Qué medidas pueden tomarse para quitarle el chupete a tu bebé?

Explicarles a los niños que ya deben ir dejando el chupete es una buena medida, que algunos desestiman. Tu niño puede ir entendiendo poco a poco y aceptar de buena gana el abandono de su chupete.

Llegado el momento así como se retiran los biberones, también el chupete debe retirarse. Estos consejos para conseguir quitarle el chupete a tu bebé  amplían un poco tu panorama. Empieza con la utilización de vasos con pico vertedor, de alguna manera sentirán la sensación del chupete o mamila dentro de la boca, pero es una acción específica y finita.

Puedes establecer horarios de uso del chupete, hasta que logres retirarlo por completo. Que su uso sea exclusivo para determinados momentos, debes evaluar si te conviene dejarlo para dormir exclusivamente.

Prémialo cuando veas sus logros y avances. Aliéntalo, para que vea que sus esfuerzos son importantes para la familia y vaya desarrollando la autoestima y el bienestar del reconocimiento por el trabajo bien realizado.

¿Qué hacer y que no debo hacer para quitarle el chupete a tu bebé?

Muchos padres optan por hacer incisiones a las tetinas del chupete o ir cortándolo por secciones hasta achicarlo. No te recomendamos esta acción. Recuerda que los gérmenes pueden alojarse en las cavidades, por loq ue estarás creando un mal peor.

No te des por vencida, esta tarea no es inmediata, requiere tiempo,  debido al fuerte vínculo entre tu bebé y su chupete, pero no desistas. ¡Sé firme, la victoria está cerca!

Esperamos que con estos consejos para conseguir quitarle el chupete a tu bebé no sea una situación tan traumática y apremiante, sino más bien una hermosa anécdota digna de compartir.

Deja una respuesta