Guía completa sobre la dermatitis atópica

¿Que es la Dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se manifiesta en forma de brotes de inflamación de la piel (eccema) de forma recurrente, que quiere decir que el niño tendrá épocas mejores o peores, dependiente del clima, la época del año, el estado de hidratación de su piel…

¿A qué edad aparece?

Es una enfermedad propia de la infancia y disminuye su frecuencia  e intensidad con la edad.

En el 60% se inicia en el primer año de vida, generalmente en los primeros 6m, en el 85% durante los primeros años y solo un 10% a partir de los 7 años.

¿Cuáles son las causas de la dermatitis atópica ?

Aparece en niños  con  un gran componente genético, es decir, que hay una alteración en la composición normal de la piel que se hereda dentro de la familia. En las familias con niños con dermatitis atópica, es frecuente encontrar miembros (padre, madre, hermanos, tíos…) con antecedentes de alergias, que han sufrido esta enfermedad, o bien bronquitis asmática o rinoconjuntivitis alérgica o alergias alimentarias. 

La contaminación -especialmente en las ciudades-, la higiene excesiva con uso de jabones, la dureza del agua, etc., son factores que pueden influir en la aparición de esta enfermedad.


¿ Cuáles son sus síntomas ?

Suelen ser niños que tiene la piel seca, rasposa  con mucho picor o prurito en los que aparecen inicialmente eccemas que  suelen ser  de forma simétrica.

Las áreas de afectación varían con la edad del niño:

  • En  lactantes suele ser más frecuente en las mejillas, cuello y zona de extensión de codos y rodillas.
  • En niños mayores de dos años suelen ser más frecuentes en las zonas de flexión de estas regiones y en el tronco. 

Es un trastorno cuyas manifestaciones suelen mejorar a lo largo de la infancia.

Los niños con dermatitis atópica tienen una susceptibilidad mayor que otros niños de padecer infecciones de la piel, ya sea por bacterias, virus u hongos, así como de dermatitis de contacto, por la aplicación de algunos fármacos tópicos.

La dermatitis atópica es una enfermedad que, según la gravedad de los síntomas y si no la controlamos bien, puede alterar la calidad de vida de los niños y de sus familias, por el picor, por los problemas con la ropa, por la alteración del sueño y por la incomodidad de la aplicación de algunos tratamientos… 

¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento incluye varias medidas, principalmente  los cuidados generales de la piel y el tratamiento farmacológico, tanto de los brotes como, en caso necesario, de manera  crónica.

Cuidados generales de la piel

Hay que  controlar los factores ambientales y la higiene e hidratación diaria de la piel. 

El frío y la sequedad ambiental deshidratan la piel del niño atópico, de ahí que la mayoría suelan empeorar en invierno y mejorar en verano. Las temperaturas extremas no son buenas. Se recomienda mantener una temperatura ambiente en casa de 20-22 grados.

Las calefacciones bajan mucho la humedad ambiental; en este caso, el uso de humificadores es muy aconsejable (siempre y cuando se mantengan bien limpios). Se deben bajar al mínimo o desconectarlas durante la noche, cuando el niño duerme.

La habitación del niño debe ser ventilada a diario durante 10-15 minutos, y si da el sol un rato dentro de la habitación, mejor todavía. 

El sol y la humedad ambiental disminuyen la inflamación de la piel atópica, así como también los baños en agua del mar no los de piscinas por los desinfectantes y el cloro que tienen.

Actualmente, se recomienda el baño/ducha diario de unos cinco minutos de duración, con agua tibia a unos 33º y jabones de pH ácido sin detergente. No hay que frotar con esponja. Secaremos con toques suaves, sin frotar. Con la piel aún húmeda y de forma rápida, hidrataremos la piel con una crema emoliente. Para hidratar la piel hay que elegir un producto que sea  fácil de aplicar ya que hay que ser constante en su aplicación para reducir el número de brotes y  mejorar la calidad de vida del niño

Hay que insistir en que la crema hay que aplicarla de forma habitual dos veces al día, pudiendo reducirse si hay una mejora, pero reintroduciendola precozmente si hay un brote.

Se recomienda que la ropa sea amplia y de algodón o lino, que permitan la transpiración.  Debe de lavarse con detergentes suaves y aclararse bien para que no queden restos que puedan irritar la piel.

Es importante retirar las etiquetas o superficies rugosas que puedan estar en contacto con la piel e irritarla por fricción o por mecanismo químico. 

El niño atópico debe llevar las uñas bien cortadas para evitar lesiones de rascado.

Animales domésticos no se aconsejan si el niño muestra signos de empeoramiento mientras está con ellos.

Normas de alimentación

La alimentación del niño con dermatitis atópica debe ser la normal para su edad y únicamente está indicada una dieta de exclusión cuando se haya demostrado una alergia (por las manifestaciones  del niño y por pruebas de alergia) a algún alimento concreto.

Tratamiento farmacológico

Los objetivos del tratamiento farmacológico son disminuir la inflamación de la piel durante los brotes, mejorar los síntomas (picor, alteración del sueño y de la calidad de vida) y disminuir el número de brotes o recurrencias.

Existen varias opciones de tratamiento en función de la fase en que se encuentre:

Los corticoides tópicos son los fármacos más utilizados en el tratamiento de los brotes.      

Se utilizan para disminución de la inflamación de la piel, por lo que disminuyen el picor y el rascado. Existe una gran variedad de corticoides tópicos, tanto en su potencia como en su forma farmacéutica (loción, crema, pomada, ungüento…). La utilización de uno u otro depende de la zona afectada y del estado de la piel. 

Los antihistamínicos orales tienen como finalidad disminuir el picor. No utilizarlos en cremas dado que pueden producir fotosensibilidad.

Los inmonumoduladores  han demostrado eficacia y seguridad tanto para el tratamiento de los brotes como para prevenir su aparición, como tratamiento de mantenimiento preventivo.

Si hay  sobreinfección de la piel puede ser necesario el tratamiento con asociaciones de corticoides y antibióticos o antifúngicos tópicos. 

Todos ellos deben estar bajo prescripción médica tras la valoración del Pediatra

¿La dermatitis atópica se cura ?

Es frecuente que el niño mejore mucho o se cure antes de llegar a la pubertad, pero esto no es siempre así y tampoco se puede predecir de forma fiable. 

BIBLIOGRAFIA

  • Tengo un niño con dermatitis atópica ¿Qué debo hacer? Servicio Dermatología Parc de Salut Mar 2006 – 2020
  • Ridao Redondo M. Dermatitis atópica.Pediatr Integral. 2012; XVI (3)
  • Batalla Cebey,A.Casquet Barceló,A.Cremades Sanchez,E.Olivares Rueda,.Pelegrin Lopez, B. Nuevas investigaciones de probióticos en dermatitis Atópica,. Guía recomendaciones prácticas en pediatría SEPEAP 2019.

Deja un comentario

Cerrar menú
×

¿Todavía no tienes la APP de Cartilla Intantil?

¡Descárgatela totalmente gratis desde aquí!

Prueba todas las funcionalidades de nuestra app completamente gratis durante un mes. A partir del primer mes el coste es de 3.99€ para seguir teniendo acceso a todas las opciones.